Comida manabita y una finca de cacao nacional, un viaje de pura degustación de alto nivel