Valladolid, entre cenotes y zonas arqueológicas