¿Por qué Viajar?

Scroll this

Es una pregunta corta pero con una respuesta extensa. Todos –o casi todos– alguna vez soñamos con dar la vuelta al mundo, puede que haya sido el deseo de cualquier niño (después de ser astronauta), que se simplificó a realizarlo únicamente en las vacaciones escolares o de trabajo; el concepto de viajar que nos inculcaron y con el que permanecemos durante la mayor parte de nuestras vidas: sólo 15 o 30 días para disfrutar de las maravillas del mundo.

Y pobre de aquel que tenga el deseo de viajar indefinidamente, ya que será visto como un loco. Sin embargo, desde los tiempos remotos el ser humano ha sido un nómada imparable, el querer desplazarse de un lugar a otro se encuentra plasmado en nuestros genes.

La pregunta sería, ¿por qué no viajar? Si existen cientos de lugares fuera de nuestro rutinario estilo de vida. Quizás las primeras respuestas que se nos presenten van destinadas a pensar que viajar es peligroso, es cierto, puede que sí, nos pueden pasar un sin fin de tragedias, pero, si estando aquí, en mi país, ya me robaron, me atropellaron, Andrea –mi esposa y compañera de viaje– tuvo un accidente de tránsito en donde perdió la memoria por casi 24 horas; nos volcamos haciendo tubing, nos golpeamos y Andrea estuvo luchando para no ahogarse, luego el río nos separó y nos volvimos a encontrar un par de horas después. Incluso una vez perdimos –por 4 horas solamente– la mochila con celulares, billeteras, chompas y la cámara. (los fotógrafos saben cómo se siente eso).

Hemos pasado por varios sucesos mientras permanecíamos quietos en la ciudad y viajando durante periodos muy cortos, ¿nos pueden pasar cosas más graves? Puede que sí, como puede que no, nunca lo sabremos hasta emprender el viaje.

Nunca sabemos qué habrá al doblar la siguiente curva.
Nunca sabemos qué habrá al doblar la siguiente curva.

El mundo no es sólo lo que muestran las noticias o los periódicos. Hay más, fuera de nuestras 4 paredes existen muchos sitios, personas, cosas por conocer y experiencias por vivir. Cualquiera puede salir a recorrer el mundo, pero, como dice Aniko Villalba, hay una diferencia entre quien viaja como turista y quien viaja como viajero; la mayoría de las personas pertenecen al primer grupo, generalmente ocupan las vacaciones de trabajo, mientras que los del segundo, viajan como estilo de vida, y eso es lo que aspiramos.

Nunca sabremos cómo será si no lo intentamos. Si no funciona, si no es lo que esperábamos, pues por lo menos tuvimos la oportunidad de probarlo. Eso es mejor que llegar a los 70 años y tener el mismo pensamiento de duda: ¿Qué habría sido si…?

Con esto no pretendo decir que todos nos dediquemos a viajar, ya que no es para todos, así como no todos somos médicos, ingenieros, astronautas o publicistas, pero si es lo que realmente te apasiona, no habrá nada que te detenga, la falta de feriados y días libres no serán un problema porque estarás haciendo lo que mejor sabes hacer, incluso el estrés será bienvenido. Habrá que quitarnos de la cabeza aquel pensamiento negativo que afirma que el trabajo ideal no existe, que debes seguir las reglas para mantenerte en un puesto estable y, luego de varios años, llegar a ocupar uno más alto; hay gente que es feliz siguiendo ese esquema, no los juzgo, los admiro, pero no es lo mío porque lo único que conseguiré con eso será llegar a viejo sin haber vivido.

¿Por qué viajar? Para resumir la respuesta sólo tengo que decir que es para cumplir nuestro sueño, el cual compartiremos con las demás personas a través de una fotografía o un texto. No hay más, es momento de levantar la maleta y dar el primer paso.

SIGUE NUESTRO VIAJE DESDE LAS REDES SOCIALES:

            

Gracias por tu comentario, lo apreciamos mucho.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.