Loja, razones para visitarla

In Ecuador, Sierra
Scroll this

Loja es una ciudad rica en historia, por lo tanto merece ser explorada a través de sus calles, andando sin ningún tipo de prisa, sobre todo si también cuenta con sitios naturales cercanos.


Cuando se llega por primera vez a una ciudad, una forma ideal para conocerla e introducirse en su cultura es paseando entre sus calles, y si se lo hace acompañado por un guía local que va narrando la historia de sus edificaciones y de los hechos más trascendentales, mucho mejor.

Así arrancamos nuestro primer día en la ciudad, con un Free Walking Tour de la mano de Kevin Rohoden, con quien nos encontramos en un punto cercano al Parque Central para luego ir a conocer varios lugares de Loja.

Recomendación:

Recuerden que, aunque las noches son frías, por las tardes el sol golpea fuerte, no olviden cargar sombrero, gorra y un buen termo con agua (preferible que sea de acero inoxidable y mantenga el agua a excelente temperatura).

¿Qué conocer en Loja?

Comenzamos en la Iglesia y Plaza San Francisco, cuya construcción se dio en 1554, sólo seis años después de la fundación de Loja, y del otro lado de la calle se halla –de tejados rojos– una de las casas más antiguas de la ciudad.

Iglesia y Plaza San Francisco en Loja.
Iglesia San Francisco.

Por dentro era sobria, no poseía pinturas. Donde actualmente funciona el convento, existió el primer conservatorio –gratuito– de música de Loja; desde aquellos tiempos ya se evocaba su reconocimiento como la Capital Musical y Cultural del Ecuador, ya que también fue cuna de grandes personajes de las letras, como Benjamín Carrión y Pablo Palacio.

Continuando con el recorrido, alzando la mirada nos topamos con antiguas casas de estilo republicano, construidas a partir de 1824 (después de la independencia), caracterizadas por sus ventanas y balcones, como la casa veraniega del escritor Miguel Riofrío, quien fue el primer ecuatoriano en escribir una novela; se trata de La Emancipada, publicada en 1846.

Volviendo al núcleo del centro, vemos la Catedral de Loja frente al Parque Central, construida en 1860 con un estilo arquitectónico que asombra hasta nuestros días. Las puertas abiertas nos invitan a pasar y admirar su decoración en el interior. 

Cada 20 de agosto se realiza una peregrinación donde, entre miles de devotos, llevan la imagen de la Virgen del Cisne en hombros durante tres días –son casi 75 km desde su santuario original en la parroquia El Cisne–. Permanece en la catedral hasta el uno de noviembre, día en que la regresan por el mismo camino.

Interior Catedral de Loja.
Interior catedral.

Cruzando por un costado del Parque Central, ingresamos al Museo de la Cultura Lojana –construido en 1700–, que en un principio funcionó como cárcel, fábrica de cigarrillos y luego pasó a ser el hogar del personaje Bernardo Valdiviezo. 

Dentro de sus antiguas instalaciones (puede resultar fácil perderse entre sus pasillos) vimos una muestra temporal de cuadros; de seguro se toparán con alguna exhibición durante su visita. Al subir, fue inevitable asomarnos por el balcón donde varios presidentes de la república dieron sus discursos.

Caminamos hasta la Iglesia y Plaza Santo Domingo, en ese momento la encontramos cerrada, pero unos días después pasamos por allí y vimos sus puertas abiertas, por dentro tiene grandes pinturas y una gran arquitectura, es una reliquia de arte para la ciudad.

Museo de la Cultura Lojana.
Nuestra querida amiga Adri.
Dentro del Museo de la Cultura Lojana.
Interior del Museo de la Cultura Lojana.
En el balcón del museo de la cultura lojana.
Asomada en el balcón.
Interior Iglesia Santo Domingo, Loja.
Interior Iglesia Santo Domingo.

¿Cuándo es el Festival Internacional de Artes Vivas?

Sobre la plaza se llevaba a cabo una presentación teatral al aire libre, perteneciente a la programación del Festival Internacional de Artes Vivas de Loja que se realiza cada año en el mes de noviembre, donde durante varios días la ciudad se vuelve una fiesta.

Razón por la cual la Calle Bolívar permanecía llena de gente, y cerrada al tránsito vehicular. Habían niños pintando con tizas sobre el asfalto. Varias tiendas en las aceras y restaurantes, como la Galería Restaurante Cuna de Artistas, una antigua vivienda con pinturas en las paredes y en el techo, donde aparte de funcionar como bar y cafetería, también es una academia de arte.

Calle Bolívar llena de gente. Festival de las artes, Loja.
Calle Bolívar.
Balcón, Galería Restaurante Cuna de Artistas en Loja.
Balcón en Galería Restaurante Cuna de Artistas.
Interior, Galería Restaurante Cuna de Artistas.
Dentro de la Galería Restaurante Cuna de Artistas.
Caminando dentro de una galería restaurante en Loja.
Espacios llamativos en el interior de la Galería.

Siguiendo con el tour guiado, llegamos hasta la Plaza San Sebastián, llamada también Plaza de la Independencia, donde se levanta una torre –Torre del Reloj– en homenaje a Los Paltas, la comunidad aborigen que existió en la zona. 

Ellos se modificaban el cráneo desde niños para diferenciarse del resto, les daban una forma de aguacate. En este punto, frente a las casonas con sus balcones antiguos, finalizamos el free walking tour. (Aunque, como el nombre lo dice, el recorrido es gratuito, al final se deja una propina a consideración).

Y como la Calle Bolívar nos seguía sorprendiendo con sus casas del siglo pasado, así como los puestos de artesanías que se ubicaban a los costados, decidimos continuar caminando hasta llegar a la pintoresca y peatonal Calle Lourdes, estrecha pero decorada artísticamente con tiendas de recuerdos. Por la noche es visitada por un mayor número de personas, ya que también cuenta con restaurantes.

Torre del Reloj, Plaza San Sebastián, Loja.
Torre del Reloj.
Balcones frente a la Plaza San Sebastián en Loja.
Balcones frente a la Plaza San Sebastián.
Casas antiguas en el centro de Loja.
Casas antiguas llenas de vida.
Calle Lourdes en Loja.
Calle Lourdes.

Antes de que acabase el día fuimos hacia la Puerta de la Ciudad, de los puntos más turísticos de Loja. Se trata de una edificación con forma de castillo, construido sobre el antiguo puente Bolívar, el acceso es gratuito (posee restaurantes y salas con exposiciones artísticas).

Subimos hasta la parte más alta de una de sus torres (debajo de la campana) para presenciar el atardecer sobre la ciudad. Alrededor de las escaleras había una muestra fotográfica sobre su construcción. Al caer la noche, cuando casi no se veían las montañas a lo lejos, el castillo se iluminó y, siguiendo hacia una de sus torres laterales, pudimos apreciarlo desde una mejor perspectiva.

Puerta de la Ciudad, Loja.
Puerta de la Ciudad.
Atardecer en la ciudad de Loja.
Atardecer desde el Castillo.
Castillo de Loja iluminado.
Castillo iluminado.

Molinos de viento – Central Eólica Villonaco

A la mañana siguiente nos dirigimos hacia un sitio que veíamos diariamente, a lo lejos, desde cualquier punto que nos encontrásemos de la ciudad. Teníamos mucha curiosidad de ir a pararnos cerca de esos molinos que no paraban de girar, y no fue hasta que lo hicimos que comprobamos su fuerza e inmensidad. 

La Central Eólica Villonaco se encuentra alejada del centro, aproximadamente a 25 minutos en auto, también es posible ir en taxi. El acceso es gratuito, sólo hay que registrarse en la caseta de control y dejar una identificación. Aparte de presenciar el proyecto eólico a corta distancia, también obtuvimos una preciosa vista de Loja, ya que nos encontrábamos a casi 2,700 msnm, razón por la cual el frío (sobre todo el viento) nos dio una cálida bienvenida.

En el sitio existe un centro de interpretación donde explican la importancia del proyecto y su funcionamiento, así como otras curiosidades, sin embargo, no pudimos ingresar porque estaba cerrado en ese momento. Decidimos caminar por el corto sendero y llegar hasta una especie de mirador de madera. Es una vuelta corta que empieza y termina en el área del estacionamiento.

En la Centrar Eólica Villonaco de Loja.
Centrar Eólica Villonaco.
Loja desde la central eólica.
Vista desde la central.
Frente a las montañas que bordean la ciudad de Loja.
Montañas alrededor de Loja.

El acceso permitido para los visitantes es reducido. En unos pocos minutos se completa el recorrido, pero debido a la vista panorámica, y a contemplar los molinos tan de cerca, permanecimos más tiempo sobre el área verde. Incluso al momento de partir, bajando por la loma, conseguimos fotografiar más paisajes de las montañas. 

Importante:

Fíjense en el clima antes de salir para que no les agarre la lluvia en el parque eólico.

Obras de Teatro

Por la noche tuvimos la oportunidad de asistir a una obra (estaba dentro de la programación del Festival Internacional de Artes Vivas) en el Teatro Simón Bolívar, de esa forma logramos conocer el teatro por dentro, era pequeño pero de una admirable arquitectura.

Otro día, mientras paseábamos por el centro de Loja, nos sentamos frente al teatro para ver una obra de actores extranjeros al aire libre; literal se respira y aprecia arte por todas partes durante estas fechas.

Dónde comer en Loja

Luego de una larga caminata durante toda la mañana, nos sugirieron almorzar en un restaurante llamado la Cecina de la Y, donde pedimos sopa de arveja con guineo y, obviamente, un plato de cecina que, aparte de exquisito, nos recargó de energía.

Otro lugar para comer delicioso es a lo largo de la Calle 24 de Mayo, llena de cafeterías y restaurantes. Recomendamos comer en Philadelphia o cenar en la pizzería Roma. Durante el festival se halla habilitada sólo para los transeúntes.

¿Cuándo es la mejor fecha para viajar a Loja?

Cualquier mes del año es el ideal para viajar a Loja, pero les aconsejamos hacerlo en noviembre para que puedan recorrer con buen clima el Parque Nacional Podocarpus y tengan la oportunidad de disfrutar del Festival Internacional de Artes Vivas. Son casi dos semanas llenas de espectáculos, exposiciones y presentaciones artísticas en distintas partes de la ciudad.

Dónde alojarse en Loja

Existe una variedad de hoteles para hospedarse en la ciudad, los precios dependerán de la ubicación (les sugerimos quedarse cerca del centro, para que pueden movilizarse a pie) y la fecha en que viajen a Loja. Un buen lugar es La Casa de Manuel.

Gracias por tu comentario, lo apreciamos mucho.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.